Antes de maquillarme ¿qué hago?

por Carolina Burgueño

Preparar la piel antes de maquillarte es la clave para que estés perfecta en todo momento. ¿Sabes cómo hacerlo? Sí, claro, la crema hidratante es un must, pero es el último paso antes de aplicar los colores.

Para que entiendas bien que la limpieza y la correcta hidratación son primordiales previo a la aplicación de cualquier corrector, polvo o color te lo comparo con una obra de arte a restaurar. Imagina que quieres transformar una silla desfasada en una preciosidad vintage; ¿cómo crees que te quedaría mejor: pintándola directamente o preparándola con mimo primero?  Pues con tu rostro pasa igual, si cuidas tu cutis con esmero antes de tu rutina de maquillaje diaria, el resultado será mucho más potente y duradero.

Son necesarios 15 minutos para conseguir una piel perfecta, limpia y emulsionada. El secreto está en elegir los productos adecuados al tipo de piel y no saturarla de activos. Iremos de menos a más, teniendo en cuenta que la piel tiene cierta capacidad de absorción. No porque el producto sea bueno, voy a abusar de su cantidad. ¿Te apuntas entonces a los cuidados pre make up?

Cuenta hasta 7 y ve completando tu nuevo ritual de preparación de la piel. Verás qué cambio cuando vayas a coger la brocha… 

1 – Limpia

 Por muy obvio que parezca, debemos limpiar nuestro rostro a fondo antes de aplicar cualquier maquillaje. Para ello, lo ideal es aplicar el limpiador, masajear y retirar con una toalla húmeda. Si hay exceso de suciedad, repetir el paso. Evita limpiar la cara con agua de la cañería, prefiere agua destilada o bruma termal.

 2 – Exfoliación y mascarilla: cuidado semanal

Ahora de lo que se trata es de renovar tu piel para que se vea como nueva, este paso es de suma importancia. La exfoliación semanal  ayuda en el proceso de regeneración celular, quitando de la piel la sensación acartonada, células muertas, además suaviza  y purifica los poros. Al ablandar la dermis, está más flexible por lo que los principios activos que se apliquen posteriormente, se absorben  con mayor rapidez.

Las mascarillas faciales son un producto cosmético que se emplea de manera puntual para complementar de forma sencilla este ritual de belleza. Para que los beneficios que ostentan sean realmente efectivos hay que buscar la que más se adecue a cada tipo de piel y que contenga los activos necesarios que ayuden a mejorar la dermis facial.  Estas envolturas ofrecen beneficios desde la primera aplicación en tan solo unos minutos, permitiendo purificar, hidratar o iluminar la zona.

3 – Tónico

Aunque muchas veces saltamos este paso, el tónico es muy importante en nuestra rutina de cuidados pre maquillaje porque, además de refrescar, elimina las impurezas que hayan podido quedar de la limpieza, nos ayuda a controlar la grasa, a sellar los poros e hidratar la piel.

4 – Suero, ampolla o aceite

Usar un suero antes de aplicar la crema hidratante hará que agreguemos más vitaminas y minerales adicionales a nuestra piel. Son el paso clave para que tu piel tenga un aspecto luminoso y tu maquillaje se eleve a la máxima potencia. Las puedes usar a diario o días alternos. Aina de Mo nos brinda su Voyage Nutritif, como un aceite suero hidratante, antioxidante, reafirmante y redensificante, con extractos botánicos y Bioretinol, que nos dejará un brillo natural en la piel.

5- Contorno de ojos      

De poco vale que apliques varias capas de corrector si no te ocupas antes de la delicadísima piel que rodea tus ojos. Hazle un hueco al contorno en la estantería del baño porque será tu mejor arma contra los signos de expresión y fatiga en esta zona. ¿Qué te aporta? Hidratación, menos bolsas, menos ojeras. Nuestro contorno de ojos Hipnótica Perdure activador del colágeno, antiinflamatorio, fortalecedor de pestañas es un potente concentrado de principios activos vegetales fermentados, que facilitará un mayor drenaje en la zona y una emulsión perfecta.

6-Crema de día  

 Puede que antes fuera tu primer paso, incluso el único, pero la realidad es que la crema de día conSPF es el punto y final de una buena rutina pre-maquillaje. No sólo refuerza la emulsión de los demás cuidados, sino que protege tu piel y ayuda a evitar la aparición de manchas provocadas por la sobreexposición a los rayos UV. Elige la más idónea según tus necesidades y no olvides extenderla también por el cuello, brazos y dorso de la mano.

7 – Primer

 Por último, utiliza un primer antes de aplicar el fondo de maquillaje, ya que controlará la grasita de nuestra piel, permitirá que el maquillaje se vea mejor y se mantenga durante más tiempo.

A diferencia de los primer convencionales, las  Arenas de Aina de Mo (Arena de Abaeté, Arena del Caribe, Arena del Mediterráneo, Arena del Sahara) representan cuatro productos en uno, 4+1. La pureza y alta calidad de los minerales nos regalan la protección solar natural -del óxido de zinc y dióxido de titanio- que hace el efecto rebote  de los rayos solares en la piel. Además, es primer, lo que ayuda a fijar el maquillaje; es iluminador mate y corrector de ojeras e imperfecciones.

Generalmente, lo utilizamos con brocha Mini Kabuki si queremos cubrir mayor zona de la piel o con el pincel de sombras, para ojeras, manchas o marcas pequeñas. También se pueden mezclar con nuestro Hipnotica Perdure y hacer un corrector en crema.

Ahora sí que estás lista para maquillarte y, además, como tu piel está de lujo, incluso puedes aficionarte al efecto no make up y dejarla nude. ¿Qué tal si empiezas mañana mismo?

Deja una respuesta